1. Abre el Menú principal (tres puntos verticales) en la esquina superior derecha del navegador (o pulsa Ctrl+H y salta al punto 4)


2. Selecciona el submenú "Historial"


3. Abre la página de Historial



4. Selecciona la opción "Borrar datos de navegación" en la parte izquierda del navegador



5. Asegúrate de que la pestaña "Avanzada" está abierta y selecciona "Todos"


6. Marca solo 2 casillas: "Cookies y otros datos de sitios" y "Archivos e imágenes almacenados en caché". Eso garantizará que no se eliminen tu historial, contraseñas y otros datos de acceso.


7. Haz clic en el botón "Borrar datos".